Arroz con pollo y tomate frito: una deliciosa combinación llena de sabor

Historia del plato

El arroz con pollo es uno de los platos más populares de la gastronomía hispana, especialmente en Latinoamérica y España. Si bien su origen exacto es incierto, se cree que puede haber evolucionado a partir de una receta de arroz y pollo que se originó en la región de la Costa Brava, en Cataluña, al noreste de España.

De igual forma, el tomate frito es un ingrediente muy utilizado en la cocina española, especialmente en la cocina andaluza. Se trata de un condimento que consiste en freír tomates frescos con un poco de aceite, cebolla, ajo y especias.

La combinación de estos ingredientes ha dejado una huella imperecedera en la gastronomía latinoamericana en general, convirtiéndose en una receta muy popular en toda la región.

Descripción

El arroz con pollo y tomate frito es un plato completo que combina proteínas, carbohidratos, verduras y especias. El arroz enriquece el plato con su textura cremosa y suave, mientras que el pollo aporta un sabor delicado y un toque extra de proteínas. El tomate frito agrega una profundidad de sabor y un poco de picor al platillo.

Ingredientes

- 500 gramos de arroz
- 800 gramos de muslos de pollo
- 2 cebollas
- 2 pimientos rojos
- 4 tomates frescos
- 4 dientes de ajo
- Aceite de oliva
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 1 hoja de laurel
- Sal y pimienta negra

Sustitutos posibles:
- Pechugas de pollo en lugar de muslos
- Arroz integral o arroz blanco en lugar de arroz
- Pimiento verde en lugar de pimiento rojo
- Tomates enlatados en lugar de tomates frescos

Relacionado:  Pollo en salsa de habanero: la receta picante y deliciosa que debes probar

Preparación

1. En una cazuela grande, sofría los muslos de pollo con 4 cucharadas de aceite hasta que estén dorados por todos lados. Retire los muslos y reserve.

2. En la misma cazuela, agregue las cebollas y los pimientos cortados en cubos pequeños y sofría en el aceite del pollo hasta que se doren.

3. Agregue los tomates picados en cubos pequeños, los dientes de ajo picados y la hoja de laurel .

4. Sofría hasta que los tomates se hayan cocido y se hayan reducido a una salsa espesa y homogénea.

5. Añada el caldo de pollo y el pimentón.

6. Agregue el arroz y cocine a fuego medio durante 20 minutos, revolviendo ocasionalmente.

7. Apague el fuego y agregue los muslos de pollo reservados en la cazuela, sin mezclar demasiado la carne con el arroz.

8. Coloque la cazuela en el horno precalentado a 200 grados Celsius y cocine durante 15-20 minutos hasta que el arroz esté cubierto y se haya evaporado todo el líquido.

Bebidas y acompañamientos

Este arroz con pollo y tomate frito es el acompañamiento perfecto para cualquier plato principal. Si desea una opción vegetariana, puede agregar verduras como calabacín, zanahorias o guisantes.

Las bebidas apropiadas para acompañar este plato son aquellas que permiten limpiar el paladar y cortar la cremosidad del arroz, como el vino blanco seco o la cerveza. Sin embargo, también puede disfrutar de una bebida caliente como el café o el té después de una comida satisfactoria.

Tabla nutricional

- Calorías: 520 kcal
- Carbohidratos: 51g
- Proteínas: 31g
- Grasas: 20g
- Colesterol: 90mg
- Fibras: 4g
- Sodio: 637mg

Consejos

- Puede marinar el pollo con limón y ajo durante una hora antes de cocinar para darle un sabor más intenso.
- Apague el horno antes de la hora de cocción en el horno para evitar que el arroz se queme.
- Si prefiere un arroz más seco, puede reducir la cantidad de agua utilizada.
- Puede usar arroz integral para hacer esta receta un poco más saludable.

Relacionado:  Pollo en salsa de champiñones: fácil y delicioso plato para sorprender

Receta Low-Cost

Si está buscando una versión más económica de esta receta, puede utilizar los siguientes ingredientes:

- 500 gramos de arroz
- 800 gramos de muslos de pollo
- 2 cebollas
- 2 pimientos verdes
- 1 bote de tomate frito
- 4 dientes de ajo
- Aceite de girasol
- 1 hoja de laurel
- Sal y pimienta negra

Sustitutos posibles:
- En lugar de muslos de pollo, puedes usar pechugas de pollo o carne de cerdo.
- Puedes usar arroz blanco si no tienes arroz integral o el integral es muy costoso.
- Si no dispones de pimientos rojos, puedes usar pimientos verdes.

Diferencia entre la receta normal y la receta lowcost

El principal factor de diferencia entre estas dos recetas es el costo de los ingredientes. La receta normal utiliza ingredientes de mayor calidad y frescura, mientras que la versión lowcost utiliza ingredientes más económicos, pero también bastante sabrosos. La receta normal también tiene una preparación más larga y requiere más cuidado y atención en su elaboración. La versión lowcost, por otro lado, es una receta más rápida y fácil de preparar. Ambas recetas son igualmente deliciosas y satisfactorias.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Arroz con pollo y tomate frito: una deliciosa combinación llena de sabor puedes visitar la categoría Recetas de cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir