Guisado de pollo con patatas y verduras: sabor casero en cada bocado

Historia del plato:

El guisado de pollo con patatas y verduras es una receta que se ha preparado tradicionalmente en hogares de todo el mundo. Aunque no se sabe a ciencia cierta dónde se originó el plato, la combinación de pollo, patatas y verduras es común en muchas cocinas del mundo. Una teoría sugiere que el guisado se remonta a la Edad Media, cuando la gente cocinaba en grandes ollas de hierro sobre fuego abierto. Otra teoría es que el guisado es un producto de la cocina de los pueblos rurales, donde los ingredientes disponibles eran aquellos que se cultivaban localmente y se criaban en la zona.

Descripción:

El guisado de pollo con patatas y verduras es una comida reconfortante y sustanciosa, ideal para los días fríos o para cualquier momento en el que se quiera una comida caliente y nutritiva. Es un plato equilibrado en nutrientes, que combina proteínas de alta calidad, carbohidratos complejos y una variedad de vitaminas y minerales.

Ingredientes:

- 4 muslos de pollo (puede usar cualquier parte del pollo)
- 4 patatas medianas
- 2 zanahorias grandes
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 1 lata de tomates pelados
- 2 tazas de caldo de pollo
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta negra molida

Posibles sustitutos:
- En lugar de muslos de pollo, puede usar pechugas de pollo o carne de res para una variación.
- Las patatas pueden ser reemplazadas por boniatos para una alternativa dulce.
- En lugar de zanahorias, puede usar cualquier vegetal de raíz como chirivía o nabo.
- La cebolla puede ser reemplazada por un puerro para una variación de sabor.

Relacionado:  Deliciosa receta de carne en su jugo de pollo para sorprender a tu paladar

Preparación:

1. Pelar y cortar las patatas en cubos de tamaño mediano y reservar.
2. Pelar y picar las zanahorias en rodajas. Reservar.
3. Pelar y picar la cebolla en cuadros pequeños. Reservar.
4. Picar finamente los dientes de ajo. Reservar.
5. En una olla grande o una cazuela de hierro, calentar aceite de oliva a fuego medio-alto.
6. Añadir los trozos de pollo a la olla, salpimentar y dorar bien ambos lados durante unos 5-7 minutos. Retirar y reservar.
7. Añadir las zanahorias, patatas, cebolla y ajo a la olla. Cocinar durante unos 5 minutos, revolviendo de vez en cuando hasta que las verduras estén doradas.
8. Añadir los tomates pelados y cocinar por otros 5 minutos, revolviendo de vez en cuando.
9. Añadir el caldo de pollo y llevar a ebullición.
10. Bajar el fuego y volver a agregar el pollo a la olla. Tapar y cocinar a fuego lento durante 45-50 minutos, revolviendo de vez en cuando hasta que el pollo esté bien cocido y las verduras estén tiernas.
11. Servir caliente con una pizca de sal y pimienta negra molida.

Bebidas y acompañamientos:

- Vino tinto: Un buen Merlot o Syrah serán acompañantes ideales de este guisado.
- Puré de patatas: el puré de patatas es el acompañamiento clásico para cualquier guiso. Simplemente cocine y machaque las patatas, agregando un poco de leche y mantequilla si lo desea.
- Arroz: Para una alternativa de carbohidratos diferente, sirva el guiso de pollo con arroz blanco o integral para un plato nutritivo y llenador.

Tabla nutricional:

- Porción: 1 taza (200g)
- Calorías: 220
- Grasa total: 5 g
- Carbohidratos: 25 g
- Proteína: 20 g
- Sodio: 350 mg
- Fibra: 5 g

Consejos:

- Asegúrese de dorar bien el pollo antes de cocinarlo en la olla, ya que esto le dará un color y sabor atractivos al guiso.
- Si desea reducir el contenido de sodio en el plato, puede usar caldo de pollo reducido en sodio o incluso agua en su lugar.
- Siempre es mejor picar las verduras en trozos más grandes, ya que se cocinarán uniformemente con el pollo.
- Para una variación picante, puede agregar pimientos picados o chiles secos al guiso.

Relacionado:  Receta de pollo cocido para dieta blanda y fácil digestión

Guisado de pollo con patatas y verduras lowcost: Sabor casero sin comprometer la billetera.

Para una versión lowcost de esta receta, puede reemplazar los muslos de pollo con piezas de pollo menos costosas como las alas o las patas. Además, puede comprar verduras de temporada y marcas genéricas en lugar de las marcas más caras para bajar el costo total. Este plato sigue siendo una comida sabrosa y nutritiva que no dejará vacía su billetera.

Diferencia entre la receta normal y lowcost:

La principal diferencia entre la receta normal y lowcost es el costo. La receta lowcost utiliza ingredientes menos costosos y marcas genéricas en lugar de las más caras en la receta normal. Sin embargo, esto no afecta el sabor y la nutrición del plato, ya que ambas versiones utilizan los mismos ingredientes principales y son igual de sabrosas y nutritivas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Guisado de pollo con patatas y verduras: sabor casero en cada bocado puedes visitar la categoría Recetas de cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir