Pechuga de pollo al horno con exquisito gratinado de queso derretido

Historia del plato:

La pechuga de pollo al horno gratinada es un plato que ha estado presente en las cocinas del mundo durante décadas. Probablemente su origen sea europeo, aunque es difícil precisar su lugar de nacimiento.
En España, por ejemplo, este plato es una de las formas más populares de cocinar la pechuga de pollo y se prepara en diferentes modos. En todas las variantes la pechuga de pollo se cocina al horno con queso rallado y se acompaña con guarniciones de verduras, patatas, tomate o arroz. Esta preparación también se puede encontrar en las cocinas de países como Italia, Francia, Inglaterra, entre otros.

Descripción:

La pechuga de pollo al horno gratinada es un plato delicioso y fácil de preparar. La receta consiste en cocinar la pechuga de pollo al horno con una capa dorada de queso derretido por encima.
De esta manera, la pechuga de pollo resulta ser más jugosa que en otras formas de preparación, y el gratinado aporta un sabor único y delicioso al plato.

Ingredientes:

- 4 pechugas de pollo.
- 200 gramos de queso rallado (preferiblemente Cheddar, Gruyere o Parmesano).
- 1 cebolla grande picada.
- 2 dientes de ajo picados.
- 2 cucharadas de aceite de oliva.
- Sal y pimienta al gusto.
- 1 cucharadita de tomillo fresco picado.
- 1 cucharadita de orégano.
Para el bajo costo:
- 4 pechugas de pollo.
- 100 gramos de queso rallado (puedes usar cualquier tipo de queso que tengas disponible).
- 1 cebolla grande picada.
- 2 dientes de ajo picados.
- 2 cucharadas de aceite de girasol.
- Sal y pimienta al gusto.
- 1 cucharadita hierbas provenzales.

Relacionado:  Delicioso pollo al horno en trozos: la receta perfecta para impresionar a tus invitados

Preparación:

1. Precalentar el horno a 200°C.
2. Salpimentar las pechugas de pollo y reservar.
3. En un sartén grande, calentar el aceite de oliva y añadir la cebolla y el ajo. Sofreír hasta que estén transparentes.
4. Agregar el queso rallado y mezclar con la cebolla y el ajo hasta que se forme una pasta homogénea.
5. Agregar las hierbas frescas y mezclar bien.
6. Colocar las pechugas de pollo en una fuente para horno y cubrir con la mezcla de queso y cebolla.
7. Colocar la fuente en el horno durante 20-25 minutos o hasta que las pechugas de pollo estén cocidas y el gratinado se haya dorado.
8. Servir las pechugas de pollo gratinadas con el acompañamiento deseado.

En la receta Lowcost, en lugar de usar aceite de oliva, se utiliza aceite de girasol, además de usar menos cantidad de queso.

Bebidas y acompañamientos:

Las pechugas de pollo al horno gratinadas se pueden acompañar con diversas guarniciones, entre ellas:
- Puré de patatas con ajo y mantequilla.
- Guarnición de verduras asadas.
- Ensalada verde.
- Arroz blanco o amarillo.
Como bebida recomendamos un vino blanco joven o una cerveza rubia, según las preferencias de cada comensal.

Tabla nutricional:

Porciones: 4
Calorías por porción: 400 calorías
Proteínas: 40 gramos
Carbohidratos: 10 gramos
Grasas: 20 gramos

Consejos:

- Si se desea que las pechugas de pollo queden más jugosas, es recomendable cocinarlas por unos minutos en el sartén antes de llevarlas al horno.
- Para un gratinado más crujiente, se puede agregar una capa de pan rallado por encima de la mezcla de queso antes de llevar al horno.
- Si queremos dar un toque extra de sabor, se puede agregar una cucharada de mostaza a la mezcla de queso antes de colocarla sobre las pechugas de pollo.

Relacionado:  Pollo en salsa de tomate: una receta deliciosa y fácil de preparar

¡Disfruta de este delicioso plato de pechuga de pollo al horno gratinado!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pechuga de pollo al horno con exquisito gratinado de queso derretido puedes visitar la categoría Recetas de cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir