Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso, la deliciosa sorpresa crujiente

Historia del plato

La receta de las pechugas de pollo rellenas de jamón y queso empanizadas es un plato clásico de la cocina mediterránea y es uno de los favoritos en España. Se dice que este plato surgió en los hogares españoles como una forma de dar una vuelta de tuerca a las tradicionales pechugas de pollo asadas. Fue una forma de agregar sabor a la carne de pollo, y darle una textura crujiente. Muchas personas han experimentado con diferentes ingredientes para el relleno, como verduras, hierbas y especias.

Descripción

Esta receta es esencialmente una pechuga de pollo rellena de jamón y queso, empanizada y frita para darle una capa crujiente. La combinación de los sabores salados del jamón y el queso con la carne de pollo la hacen irresistible. Esta receta es ideal para una cena elegante y sorprender a tus invitados, o simplemente para una cena en casa con la familia.

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo grandes
  • 4 lonchas de jamón serrano o cocido
  • 4 lonchas de queso (preferiblemente queso mozarella)
  • 2 huevos
  • 1 taza de pan rallado
  • 1/4 taza de harina
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal y pimienta al gusto
  • Limón para servir

*Para la versión lowcost, se pueden utilizar ingredientes más económicos de buena calidad, como pechugas de pollo congeladas, jamón y queso más económicos, y pan rallado casero a partir del pan sobrante.

Preparación

  1. Usa un cuchillo afilado para hacer un corte profundo en cada pechuga de pollo, sin llegar hasta el otro lado. Abre el corte y coloca una loncha de jamón y una de queso en el interior, asegurándote de que quede bien distribuido.
  2. En un plato hondo, bate los huevos ligeramente y agrega el pimentón y sal y pimienta al gusto.
  3. En otro plato hondo, coloca la harina y en un tercero, el pan rallado.
  4. Pasa cada pechuga de pollo por la harina, agitándola para eliminar el exceso. Luego, sumerge la pechuga de pollo en el huevo batido y por último, pásala por el pan rallado, asegurándote de que esté cubierta de manera uniforme.
  5. En una sartén grande, calienta suficiente aceite de oliva para llegar a 1/4 de pulgada (1/2 centímetro) de profundidad. Cuando el aceite esté caliente, agrega las pechugas de pollo y fríe durante 5-6 minutos de cada lado hasta que estén doradas y cocidas por completo.
  6. Retira las pechugas de pollo empanizadas de la sartén y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  7. Sirve caliente con una rodaja de limón en el centro para darle un toque cítrico.
Relacionado:  Pollo broaster con avena: la combinación perfecta para una cena saludable y deliciosa

Bebidas y acompañamientos

Un perfecto acompañamiento para estas deliciosas pechugas de pollo empanizadas son las patatas fritas o asadas, arroz blanco o una ensalada fresca. En cuanto a las bebidas, el vino blanco o rosado es perfecto para comer con este plato.

Tabla nutricional

Calorías por porciónGrasa totalColesterolSodioProteína
560 kcal31g280mg930mg43g

Consejos

  • Asegúrate de que el aceite esté bien caliente antes de agregar las pechugas de pollo.
  • Usa una sartén lo suficientemente grande para evita que las pechugas se amontonen y se peguen entre sí, eso afectará la textura.
  • Puedes utilizar otros tipos de queso para el relleno, pero asegúrate de que sea un queso que se funda bien.
  • No cargues demasiado el relleno, asegurándote de que el pollo quede completamente cocido.
  • Para la versión lowcost, utiliza ingredientes más asequibles y económicos sin sacrificar la calidad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso, la deliciosa sorpresa crujiente puedes visitar la categoría Recetas de cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir