Pollo a la mostaza, miel y limón: una receta deliciosa y fácil de preparar

El pollo a la mostaza, miel y limón es una receta clásica que ha ido ganando popularidad en los últimos años debido a su sabor delicioso y su facilidad de preparación. Es un plato perfecto para una comida en familia o para impresionar a tus invitados en una cena. Esta receta combina la dulzura de la miel con la acidez del limón y el toque picante de la mostaza, creando un equilibrio de sabores que encantará a cualquiera.

Historia del plato

La combinación de mostaza, miel y limón ha sido utilizada en la cocina francesa desde hace mucho tiempo. La mostaza fue introducida en Francia por los romanos durante la Edad Media, mientras que la miel y el limón eran ingredientes básicos en la cocina medieval. La popularidad de la combinación de mostaza, miel y limón se extendió rápidamente a otros países europeos y, finalmente, a todo el mundo. Hoy en día, es una receta clásica y muy popular en todo el mundo.

Descripción

Esta receta consiste en una mezcla de mostaza, miel y limón que se utiliza como adobo para el pollo. Luego se hornea en el horno hasta que el pollo esté dorado y bien cocido. El resultado es una carne suave y jugosa con un sabor irresistible que es perfecto para acompañar con una variedad de guarniciones.

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo
  • 4 cucharadas de mostaza Dijon
  • 4 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • Ralladura de limón para decorar (opcional)
Relacionado:  Pollo frito al estilo Kentucky: la receta fácil y deliciosa que tienes que probar

Para hacer esta receta low cost, puedes utilizar muslos de pollo en lugar de pechugas, y también puedes usar mostaza y miel genéricas en lugar de las marcas más costosas.

Possible sustitutos de ingredientes:

Si no tienes algunos de los ingredientes, aquí hay algunas alternativas:

  • Mostaza Dijon: Mostaza normal
  • Miel: Azúcar moreno, jarabe de arce o miel de agave
  • Jugo de limón: Vinagre blanco o jugo de lima

Preparación

  1. En un tazón pequeño, mezcla la mostaza, la miel, el jugo de limón, el aceite de oliva, la sal y la pimienta hasta que todo esté bien combinado.
  2. Coloca las pechugas de pollo en un tazón grande o en una bolsa de plástico resellable y vierte la mezcla de mostaza por encima del pollo. Asegúrate de que el pollo esté bien cubierto por todos los lados.
  3. Cubre el tazón con papel film o cierra la bolsa de plástico y refrigera durante al menos 30 minutos, o hasta por 2 horas para obtener mejores resultanes.
  4. Pre-calienta el horno a 200°C.
  5. Saca el pollo del adobo y coloca las pechugas en una fuente para hornear forrada con papel vegetal o una ligeramente engrasada. Vierte el adobo restante por encima del pollo.
  6. Hornea por 20-25 minutos o hasta que el pollo esté dorado y cocido a través de los 74°C según las mediciónes de un termómetro de cocina.
  7. Retira del horno y deja reposar durante 5 minutos antes de servir. Decora con la ralladura de limón, si lo deseas.

Bebidas y acompañamientos

Puedes acompañar este delicioso plato con tantas guarniciones y bebidas que desees. Aquí hay algunas sugerencias:

Acompañamientos:

  • Puré de papas
  • Arroz pilaf
  • Verduras salteadas
  • Brócoli al vapor
Relacionado:  Pollo asado en bolsa: receta fácil y deliciosa

Bebidas:

  • Vino blanco seco como Chardonnay o Sauvignon Blanc
  • Cerveza rubia o pilsner
  • Agua mineral

Tabla nutricional:

La siguiente tabla contiene información nutricional de la receta, ten en cuenta que los valores pueden variar según el tamaño de las porciones:

Contenido por porciónCantidad por porción
Calorías230
Grasa total5g
Grasa saturada1g
Colesterol85mg
Sodio280mg
Carbohidratos12g
Fibra0g
Azúcar11g
Proteína30g

Consejos

  • Si quieres que el pollo quede aún más sabroso, deja marinar en la mezcla de mostaza durante varias horas, incluso durante la noche.
  • La piel del pollo también puede ser dejada en su lugar si deseas una piel crocante y dorada.
  • Para ahorrar tiempo puedes preparar esta receta en grandes cantidades y congelar las porciones para tener en cualquier momento
  • Para asegurarte de que la carne esté cocida, utiliza un termómetro de cocina para medir la temperatura interna. Debería ser de al menos 74°C para pollo bien cocido.

¡Esperamos que disfrutes de esta receta clásica de pollo a la mostaza, miel y limón! Dale a tus platos un giro diferente con los sabores y los ingredientes más frescos. Y no te olvides de compartir tus comentarios y resultado de la receta en las redes sociales.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo a la mostaza, miel y limón: una receta deliciosa y fácil de preparar puedes visitar la categoría Gastronomía.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir