Pollo al horno con vino tinto: una receta fácil y deliciosa

Historia del plato

El pollo al horno con vino tinto es una receta clásica de la cocina europea. Se originó en la región de Borgoña, Francia, donde el vino tinto es un ingrediente muy popular en la cocina local. La receta original es conocida como "Coq au Vin", que literalmente significa "gallo con vino". Sin embargo, con el tiempo, el pollo reemplazó el gallo como la proteína principal en esta receta; lo que resultó en esta deliciosa variedad.

Esta receta es muy apreciada por su sabor y versatilidad. El vino tinto agrega profundidad y complejidad al plato, mientras que los ingredientes aromáticos como las zanahorias, las cebollas, la hierba fresca y el ajo le dan un sabor muy especial. En resumen, es una receta perfecta para una cena especial o para cualquier ocasión.

Descripción

El pollo al horno con vino tinto es una receta fácil que requiere pocos utensilios y técnicas culinarias básicas. El pollo se marina con vino tinto y una mezcla de hierbas. Luego, se dora en una sartén y se hornea en el horno hasta que quede perfectamente cocido. La marinada de vino tinto se convierte en una salsa espesa y rica, que se sirve sobre el pollo. El resultado es un plato que hace agua la boca, con una textura suave y un sabor complejo.

Ingredientes

  • 4 muslos de pollo con piel y hueso
  • 1 taza de vino tinto
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 zanahorias, peladas y cortadas en rodajas gruesas
  • 1 cebolla, pelada y cortada en cuartos
  • 4 dientes de ajo, pelados y picados
  • 1 ramita de tomillo fresco
  • 1 hoja de laurel seca
  • Sal y pimienta negra recién molida
Relacionado:  Pasta con pollo para una cena rápida y deliciosa

Puedes usar cualquier tipo de pollo en esta receta, ya sea muslos, pechugas o piernas. También puedes sustituir el vino tinto por caldo de pollo o vino blanco, si lo prefieres. Además, si quieres hacer una versión lowcost, puedes sustituir los muslos de pollo con pechugas de pollo, que son más económicas.

Preparación

1. Coloca los muslos de pollo en un recipiente hondo y vierte el vino tinto sobre ellos. Agrega el tomillo, la hoja de laurel y salpimienta al gusto. Puedes marinar el pollo durante 1-2 horas o en el refrigerador durante la noche.

2. Precalienta el horno a 180 °C.

3. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto. Agrega las zanahorias, las cebollas, el ajo y saltea durante 5 minutos o hasta que estén dorados. Retira las verduras de la sartén y colócalas en una fuente para horno.

4. Con una pinza de cocina, quita los muslos de pollo de la marinada (reservando la marinada). Sacude el exceso de líquido y coloca los muslos en la misma sartén que las verduras. Dora el pollo durante 3-4 minutos de cada lado, o hasta que se dore.

5. Vierte el caldo de pollo y la marinada sobre el pollo. Lleva a ebullición, rascando los trozos dorados del fondo de la sartén.

6. Cubre la sartén y hornea en el horno precalentado durante 35-40 minutos o hasta que el pollo esté cocido. Retira la sartén del horno y deja reposar durante unos minutos.

7. Con una cuchara, retira la grasa del pollo y la marinada, vertiendo la salsa sobre el pollo y las verduras en la fuente.

Relacionado:  Pollo en estofado a la moda tabasqueña

8. Sirve caliente con tu guarnición favorita.

Bebidas y acompañamientos

Este plato se puede acompañar con una amplia variedad de bebidas y guarniciones. Algunas opciones son:

  • Un buen vino tinto, como un Borgoña o un Cabernet Sauvignon
  • Arroz blanco o puré de patatas
  • Verduras asadas, como calabacín y pimiento rojo
  • Ensalada mixta de hojas verdes

Tabla nutricional

A continuación se muestra la información nutricional por porción de esta deliciosa receta:

Información nutricionalPor porción
Calorías298
Grasa total15.3 g
Grasa saturada3.8 g
Grasa trans0 g
Colesterol104 mg
Sodio123 mg
Carbohidratos5.7 g
Fibra1.2 g
Azúcar2.2 g
Proteína31.6 g

Consejos

Para una versión lowcost, puedes sustituir los muslos de pollo por pechugas de pollo, que son más económicas. También puedes usar verduras congeladas en lugar de frescas, y vino de mesa en lugar de vino tinto de alta calidad.

Si no tienes una sartén apta para horno, puedes transferir el pollo y las verduras a una fuente para horno antes de hornearlos.

Para ahorrar tiempo, puedes marinar el pollo durante la noche antes, y luego simplemente dorarlo en la sartén y hornearlo al día siguiente.

Asegúrate de que el pollo esté completamente cocido antes de servirlo. Puedes comprobar si está listo insertando un termómetro de carne en la parte más profunda del muslo: la temperatura interna debe ser de 75 °C.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo al horno con vino tinto: una receta fácil y deliciosa puedes visitar la categoría Recetas de cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir