Pollo con apio y papas: una receta fácil y deliciosa para toda la familia

El pollo con apio y papas es un plato clásico que se disfruta en muchas partes del mundo, con diferentes variaciones. En esta receta, te enseñaré a preparar esta deliciosa comida de una manera fácil y rápida, utilizando ingredientes frescos y simples que seguro tendrás en tu cocina. Además, es una opción nutritiva y completa, ya que combina proteínas, carbohidratos y verduras.

Historia del plato

El pollo con apio y papas es un plato tradicional de la cocina norteamericana, con raíces en las cocinas europeas. Se popularizó a principios del siglo XX en los Estados Unidos y se difundió por todo el mundo a lo largo del siglo XX. En Europa, algunas versiones del plato se elaboran con pollo asado, mientras que en América se utiliza pollo troceado y papas en cubos. El apio es uno de los ingredientes fundamentales, aportando frescura y textura al plato.

Descripción

La receta de pollo con apio y papas es muy fácil de preparar, requiriendo solo unos pocos pasos. Se cocina todo en una olla o sartén grande, lo que facilita la limpieza. Es un plato perfecto para una comida familiar, y puede servirse tanto en una ocasión especial como en una cena de diario. El resultado es un plato delicioso y nutritivo, que dejará a todos los comensales satisfechos.

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 1 pollo entero o 4 muslos de pollo
  • 3 tazas de papas peladas y cortadas en cubos
  • 2 tazas de apio picado
  • 1 cebolla grande picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco picado para decorar
Relacionado:  Pollo al brandy: la receta de un plato gourmet en casa

*Opcional: si quieres un sabor más fuerte, puedes agregar una cucharadita de pimentón, y si prefieres un toque picante, una pizca de chile en polvo.

Alternativas low-cost:

Si quieres preparar esta receta de pollo con apio y papas pero estás ajustado a un presupuesto, puedes sustituir algunos de los ingredientes por otros más económicos. En lugar de pollo puedes utilizar muslos de pollo, que son más baratos; en lugar de apio, puedes utilizar zanahoria o pimiento verde; y en lugar de caldo de pollo puedes utilizar agua con una pastilla de caldo de pollo.

Preparación

  1. En una olla o sartén grande calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto.
  2. Añade las piezas de pollo y cocina hasta que estén doradas. Puedes retirar el pollo de la olla y reservar para utilizar más tarde, o dejarlo en la olla y continuar con la receta.
  3. Añade la cebolla, el ajo y el apio y cocina hasta que estén dorados y fragantes, revolviendo constantemente.
  4. Añade las papas y el caldo de pollo, y sazona con el tomillo, la sal y la pimienta.
  5. Revuelve bien y tapa la olla. Cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 20 minutos o hasta que las papas estén suaves. Si el caldo se reduce demasiado antes de que las papas estén cocidas, puedes agregar un poco más de caldo o agua.
  6. Si retiraste el pollo antes, regresa las piezas a la olla y revuelve bien. Cocina a fuego bajo durante unos 5 minutos más para que el pollo se caliente y los sabores se mezclen.
  7. Sirve caliente, decorando con perejil fresco picado. Puedes acompañar con una ensalada fresca o una guarnición de arroz.

Bebidas y acompañamientos

El pollo con apio y papas es un plato versátil que combina bien con diferentes tipos de bebidas y acompañamientos. Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Acompaña con una ensalada fresca de hojas verdes, tomate y pepino.
  • Una guarnición de arroz blanco o integral.
  • Un vaso de vino blanco fresco.
  • Una limonada casera o un té frío.
Relacionado:  Guiso de pollo con zanahoria: una receta deliciosa para toda la familia

Tabla nutricional

A continuación, te dejamos una tabla con el valor nutricional de esta receta, aproximadamente:

Valor nutricionalPor porción (1/4 de la receta)
Calorías340 kcal
Proteínas23 g
Grasas15 g
Carbohidratos28 g
Fibras4 g

Consejos

  • Puedes utilizar cualquier parte del pollo que prefieras para esta receta, incluyendo muslos, pechugas o pollo entero.
  • Puedes ajustar las cantidades de apio y papas de acuerdo a tus gustos. Si prefieres un plato con más papas, añade una taza más. Si te gusta el apio, aumenta la cantidad.
  • Sirve este plato inmediatamente después de cocinar para aprovechar al máximo su sabor y textura.
  • Guarda las sobras refrigeradas en un recipiente hermético por hasta 3 días.

Vuelve a disfrutar de esta deliciosa receta de pollo con apio y papas, una opción fácil, nutritiva y deliciosa para toda la familia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo con apio y papas: una receta fácil y deliciosa para toda la familia puedes visitar la categoría Recetas.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir