Pollo con vino: la receta perfecta para impresionar a tus invitados

Historia del plato:

El pollo al vino al horno es una receta que se ha transmitido de generación en generación y que se puede encontrar en muchas culturas diferentes. La versión más popular de esta receta proviene de la región de la Toscana, en Italia, donde el vino tinto es un ingrediente común en muchos platos.

Se cree que esta receta se originó como una forma de aprovechar los restos de vino que no se bebían durante las comidas y convertirlos en una deliciosa salsa para el pollo. Con el tiempo, esta receta se ha ido sofisticando y se ha convertido en un plato gourmet que se sirve en muchos restaurantes de alta cocina.

Descripción:

El pollo con vino al horno es un plato exquisito y elegante que combina la suavidad del pollo con el sabor intenso y profundo del vino. El pollo se hornea lentamente en el horno para que quede tierno y jugoso, mientras que la salsa de vino tinto se hace con una selección cuidadosa de ingredientes para crear una experiencia gastronómica única.

Es un plato perfecto para ocasiones especiales como cenas románticas o cenas con amigos y familiares. También es ideal para cenas de Navidad o bodas.

Ingredientes:

- 4 pechugas de pollo
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cebolla grande, picada
- 4 dientes de ajo, picados
- 2 zanahorias, peladas y cortadas en cubos pequeños
- 2 tallos de apio, cortados en cubos pequeños
- 3 tazas de vino tinto (preferiblemente Chianti)
- 1 lata grande de tomate pelado (400g)
- 2 hojas de laurel
- 1 cucharadita de orégano seco
- Sal y pimienta negra molida, a gusto

Relacionado:  Deliciosa receta de pollo agridulce para sorprender a tus invitados

Sustitutos:
- Pechugas de pollo pueden ser reemplazadas por muslos de pollo si se prefiere.
- Si no tienes vino tinto a mano, puedes usar caldo de pollo o caldo de verduras como sustituto.

Preparación:

1. Precalentar el horno a 180°C y colocar las pechugas de pollo en una fuente para horno.
2. En una sartén grande, calentar las dos cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-alto.
3. Agregar la cebolla y el ajo picados y cocinar por unos 3 minutos o hasta que la cebolla esté tierna.
4. Agregar las zanahorias y el apio a la sartén y continuar cocinando hasta que estén dorados.
5. Agregar las 3 tazas de vino tinto y cocinar por 5 minutos, o hasta que la cantidad disminuya a la mitad.
6. Agregar la lata de tomates pelados, las hojas de laurel, el orégano y la sal y la pimienta negra molida a gusto a la sartén y mezclar bien.
7. Verter la mezcla de salsa en la fuente para horno con las pechugas de pollo. Cubrir la fuente con papel de aluminio y colocar en el horno precalentado.
8. Cocinar en el horno durante 30–35 minutos, hasta que el pollo esté completamente cocido.
9. Servir caliente y acompañado por una porción de arroz o pasta al dente.

Bebidas y acompañamientos:

Este plato combina muy bien con una copa de vino tinto, preferiblemente el mismo vino que se utilizó para hacer la salsa. También se puede servir con una ensalada fresca y crujiente para equilibrar los sabores más intensos del plato.

Tabla nutricional:

Porción: 1 pechuga de pollo + 1/4 taza de salsa
- Calorías: 320
- Grasas: 14g
- Carbohidratos: 9g
- Proteínas: 38g

Consejos:

- Para darle un toque más gourmet, se pueden agregar algunos hongos frescos a la salsa.
- Si te encantan los sabores fuertes, puedes agregar un diente de ajo extra a la receta.
- Si se quiere, se puede ahorrar dinero al hacer una versión low-cost de esta receta que utiliza cuartos traseros de pollo en lugar de pechugas de pollo. El costo de los cuartos traseros de pollo es mucho menos que las pechugas de pollo, pero la carne es igualmente tierna cuando se cuece lentamente en la salsa de vino tinto.

Relacionado:  Pollo a la jardinera estilo mexicano: una deliciosa receta de Jauja Cocina Mexicana

La principal diferencia entre la receta normal y la low-cost es el costo de los ingredientes. La receta low-cost utiliza cuartos traseros de pollo que son más económicos que las pechugas de pollo. La preparación de ambas recetas es la misma, y ambas pueden ser igualmente deliciosas. La versión low-cost es perfecta para quienes están buscando ahorrar algo de dinero, mientras que la receta normal es ideal para ocasiones especiales donde se quiere impresionar a los invitados con algo elegante y sofisticado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo con vino: la receta perfecta para impresionar a tus invitados puedes visitar la categoría Gastronomía.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir