Pollo en salsa pesto: la receta perfecta para impresionar a tus invitados

Historia del plato

El origen del plato de pollo en salsa pesto se encuentra en la región italiana de Liguria, en la ciudad de Génova. La salsa pesto es una mezcla hecha con hojas de albahaca fresca, ajo, piñones, aceite de oliva y queso parmesano rallado. Esta salsa fue creada como una forma de preservar la albahaca después de la temporada de cosecha y pronto se convirtió en un ingrediente popular en la cocina italiana. La receta de pollo en salsa pesto es una variante moderna de la cocina italiana, que combina la salsa pesto con pollo a la parrilla para un sabor exquisito y saludable.

Descripción

El pollo en salsa pesto es una receta sabrosa y saludable que es perfecta para una cena en familia o para una ocasión especial. La combinación de pechugas de pollo tiernas y jugosas con la salsa pesto fresca y picante realza el sabor de la receta. Esta receta se sirve caliente con una guarnición de ensalada de hojas verdes para un plato ligero y nutritivo, o puede ser acompañada de arroz o pasta.

Ingredientes

- 4 pechugas de pollo sin piel ni hueso
- Sal y pimienta al gusto
- Aceite de oliva para cocinar

Para la salsa pesto:
- 2 tazas de hojas de albahaca fresca
- 4 dientes de ajo pelados
- 1/4 taza de piñones
- 1/2 taza de queso parmesano
- 1/2 taza de aceite de oliva

Posibles sustitutos:
- Puedes sustituir las pechugas de pollo por filetes de pescado o carne de cerdo.
- Puedes variar los frutos secos y usar nueces o almendras en lugar de los piñones.
- Si no tienes queso parmesano, puedes usar queso pecorino o manchego.

Relacionado:  Brochetas de pollo al estilo japonés para disfrutar en casa

Preparación

1. Comienza preparando la salsa pesto. Coloca las hojas de albahaca, el ajo pelado, los piñones, el queso parmesano y el aceite de oliva en un procesador de alimentos o licuadora y mezcla hasta obtener una consistencia suave.
2. Sazona las pechugas de pollo con sal y pimienta al gusto. Calienta una sartén a fuego medio-alto con un poco de aceite de oliva.
3. Agrega las pechugas de pollo a la sartén y cocina durante unos 6-7 minutos por cada lado, hasta que estén doradas y cocidas en su totalidad.
4. Retira las pechugas de la sartén y colócalas en un plato. Cubre cada pechuga con una cucharada generosa de salsa pesto y sirve caliente con tu guarnición favorita.

Bebidas y Acompañamientos

El pollo en salsa pesto es delicioso junto a una copa de vino blanco, preferiblemente un Sauvignon Blanc o un Chardonnay. Para acompañar la comida, se puede servir una ensalada de hojas verdes crujientes aliñada con aceite de oliva y vinagre balsámico. Otra opción es servir la receta con un acompañamiento de pasta con un poco de queso parmesano rallado por encima.

Tabla nutricional

Cada porción de pollo en salsa pesto contiene aproximadamente:
- 350 calorías
- 22g de grasas totales
- 5g de grasas saturadas
- 1,7g de carbohidratos
- 30g de proteína
- 0.2g de azúcar

Consejos

- Asegúrate de que las pechugas de pollo estén cocidas en su totalidad antes de retirarlas de la sartén. Este es un paso importante para evitar enfermedades por alimentos no cocidos correctamente.
- Si a ti o a tus invitados no les gusta el sabor picante del ajo, reduce la cantidad de dientes que usas en la salsa pesto.
- Si tienes un procesador de alimentos pequeño, es posible que necesites hacer la salsa pesto en varias tandas. Asegurarte de mezclar bien los ingredientes antes de agregar los siguientes.

Relacionado:  Pollo salteado con champiñones: una deliciosa receta fácil de preparar

Versión Low-Cost: Pollo en Salsa de Almendras

Si necesitas una opción más económica, puedes reemplazar los piñones y la albahaca de la receta original por almendras y cilantro. Aquí te dejamos una versión de la receta con ingredientes más asequibles:

Ingredientes para 4 porciones:

- 4 pechugas de pollo sin piel ni hueso
- 1/2 taza de almendras peladas
- 1 taza de cilantro fresco
- 2 dientes de ajo
- 1/2 taza de aceite de oliva
- Sal y pimienta

Preparación:

1. En un procesador de alimentos o licuadora, mezcla las almendras peladas, el cilantro fresco, los dientes de ajo pelados y el aceite de oliva.
2. Sazona las pechugas de pollo con sal y pimienta al gusto.
3. Calienta una sartén a fuego medio-alto con un poco de aceite de oliva. Agrega las pechugas de pollo y cocina durante unos 6-7 minutos por cada lado, hasta que estén doradas y cocidas en su totalidad.
4. Retira las pechugas de la sartén y colócalas en un plato. Cubre cada pechuga con una cucharada generosa de salsa de almendras y sirve caliente.

La versión low-cost de la receta de pollo en salsa pesto es una opción más económica y accesible que sigue siendo deliciosa y fácil de preparar. El reemplazo de los piñones y la albahaca por almendras y cilantro tiene un sabor diferente, pero igualmente sabroso. El cilantro también tiene propiedades beneficiosas para la salud, como reducir la inflamación y el colesterol. Además, las almendras son una excelente fuente de vitamina E, fibra y grasas saludables.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo en salsa pesto: la receta perfecta para impresionar a tus invitados puedes visitar la categoría Recetas.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir