Pollo frito a la kfc: disfruta del auténtico sabor desde casa

Historia del plato

El pollo frito es un plato originario de la cocina estadounidense y es probable que se haya popularizado gracias a la cadena de restaurantes KFC, que se especializa en la elaboración de este delicioso platillo. La compañía fue fundada en 1930 por el Coronel Harland Sanders, quien comenzó a servir pollo frito en su estación de gas en Kentucky. A lo largo de los años, KFC se ha expandido por todo el mundo, permitiendo que la gente disfrute del sabor original del pollo frito estilo KFC sin tener que viajar a los Estados Unidos.

Descripción

El pollo frito estilo KFC se caracteriza por tener una textura crujiente por fuera y jugoso por dentro, combinado con una mezcla de especias y hierbas en su recubrimiento que le da un sabor muy característico. Es un plato que se disfruta en todo el mundo y es muy fácil de preparar en casa.

Ingredientes

- 4 piezas de pollo sin piel ni huesos (pechugas y muslos)
- Aceite de girasol para freír
- Para la mezcla de especias:
- 1 taza de harina
- 1 cucharada de sal
- 1 cucharadita de pimienta negra
- 1 cucharadita de paprika
- 1/2 cucharadita de tomillo seco
- 1/2 cucharadita de orégano seco
- 1/2 cucharadita de sal de ajo
- 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
- 1/4 cucharadita de chile en polvo

Posibles ingredientes sustitutos:

- En lugar de aceite de girasol, se puede utilizar aceite de oliva o de cacahuete
- Si no se tiene paprika, se puede utilizar pimentón dulce
- En lugar de sal de ajo, se puede utilizar ajo en polvo
- Si no se tiene chile en polvo, se puede utilizar cayena o ají picante

Relacionado:  Delicioso y fácil: receta de picadillo de pollo deshebrado para compartir en familia

Preparación

1. En un tazón grande, mezcla la harina, la sal, la pimienta, la paprika, el tomillo, el orégano, la sal de ajo, la cebolla en polvo y el chile en polvo.
2. Remueve bien todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
3. Moja las piezas de pollo en agua y luego pasa por la mezcla de especias hasta cubrir completamente todas las piezas.
4. Deja reposar las piezas de pollo durante 15 minutos.
5. Calienta suficiente aceite en una sartén profunda a fuego medio alto hasta que esté completamente caliente.
6. Añade las piezas de pollo al aceite caliente y fríe durante 10-12 minutos hasta que estén doradas y crujientes por fuera y bien cocidas por dentro.
7. Retira las piezas de pollo de la sartén y colócalas en una toalla de papel para quitar el exceso de aceite.
8. Sirve caliente y disfruta del auténtico sabor del pollo frito a la KFC desde la comodidad de tu hogar.

Bebidas y acompañamientos

El pollo frito a la KFC se puede disfrutar con varios acompañamientos y bebidas, algunos de los cuales se enumeran a continuación:

- Papas fritas: son un acompañamiento clásico para el pollo frito. Se pueden freír juntos con el pollo para ahorrar tiempo y generar menos lío.
- Ensalada de col: es un acompañamiento muy ligero y fresco que contrasta muy bien con el sabor del pollo frito.
- Aguacate: al cortar en rodajas y colocar sobre el pollo frito, el aguacate agrega una textura suave y un sabor refrescante.
- Cerveza fría: es una bebida ideal para acompañar este plato, ya que refresca el paladar y equilibra la sensación de grasitud del pollo frito.

Relacionado:  Pasta de pollo con aceitunas: una receta deliciosa y fácil de preparar

Tabla nutricional

Estos son los datos nutricionales en porciones de la receta indicada anteriormente:

- Calorías: 324 kcal
- Grasas: 15,9 g
- Carbohidratos: 18,2 g
- Proteínas: 25,8 g

Consejos

- La harina de arroz es una excelente opción para hacer el pollo frito más crujiente y elimina el gluten presente en la harina de trigo. Se puede agregar a la mezcla de especias para obtener una textura más crujiente.
- No cocines demasiado el pollo para que no se seque. La clave es cocinarlo durante el tiempo suficiente para que se cocine bien por dentro, pero aún se mantenga jugoso y tierno.
- Si eres fanático de las especias, puedes agregar más o menos según tu preferencia para adaptar la receta a tu gusto.
- Si quieres una opción más económica, puedes utilizar solo muslos de pollo y retirarles la piel para economizar en los ingredientes. También se puede reemplazar el aceite de girasol por aceite de cocina regular.
- Por lo general, la receta de pollo frito estilo KFC es alta en grasas y calorías debido al aceite utilizado en la fritura y a la mezcla de especias. Se recomienda consumirlo con moderación y acompañarlo de una ensalada o verduras para equilibrar la dieta.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo frito a la kfc: disfruta del auténtico sabor desde casa puedes visitar la categoría Recetas de cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir