Pollo frito en olla: la receta perfecta para sabores crujientes

Historia del plato

El pollo frito en olla es un plato tradicional que nació en los Estados Unidos. Se cree que se originó en el sur del país en la década de 1830. Los agricultores criaban pollos para su propia alimentación y ocasionalmente vendían algunos en los mercados locales. Para preservar la carne del pollo sin refrigeración, se comenzó a freír en una olla de hierro fundido. Eventualmente, este método se extendió a la mayoría de los hogares del sur y se convirtió en un plato popular en todo Estados Unidos y el mundo.

Descripción

El pollo frito en olla es un plato crujiente y lleno de sabor. Después de marinar el pollo en especias y leche, se sumerge en una mezcla de harina y se fríe en aceite caliente hasta que la piel esté crujiente y dorada. La preparación tradicional se hace en una olla de hierro fundido, lo que le da al pollo una textura única.

Ingredientes

- 4 piezas de pollo (pechuga, muslo o pierna)
- 1 taza de leche
- 1 taza de agua
- 1 cucharada de sal
- 1 cucharada de pimienta
- 1 cucharada de ajo en polvo
- 1 cucharada de cebolla en polvo
- 2 tazas de harina de trigo
- Aceite vegetal para freír

***Posibles sustitutos: Para una versión más saludable, puede utilizar pechuga de pollo o muslos sin piel y utilizar una mezcla de harina de trigo y pan rallado integral para la cobertura.

Preparación

1. En un recipiente amplio, mezcle la leche, agua, sal, pimienta, ajo y cebolla en polvo. Agregue el pollo y déjelo marinar en la nevera por al menos 4 horas o toda la noche.
2. En otro recipiente amplio, mezcle la harina con más sal y pimienta si lo desea.
3. Saque el pollo del marinado y escúrralo.
4. Pase el pollo por la mezcla de harina, asegurándose de que esté cubierto uniformemente.
5. En una olla grande de hierro fundido, caliente suficiente aceite vegetal a fuego medio-alto. El aceite debe cubrir aproximadamente la mitad del pollo.
6. Coloque el pollo en la olla de hierro fundido, deja cocinar por 8-10 minutos, o hasta que esté bien dorado en ambos lados.
7. Retire el pollo y colóquelo en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Relacionado:  Pollo al horno a la estilo mexicano: una deliciosa receta con sabores auténticos

Bebidas y acompañamientos

Esta receta es deliciosa por sí sola, pero unos buenos acompañamiento pueden maridar muy bien con esta preparación. Algunos posibles acompañamientos son:
- Puré de papas: Cremoso y reconfortante, un complemento perfecto.
- Ensalada coleslaw: Fresca y crujiente, un contrapunto ideal a la textura del pollo frito.
- Macarrones con queso: Un clásico de la comida reconfortante que hace que se priente como elevado a otro nivel .
- Cerveza: Una cerveza fría en la que se pueda saborear el sabor del pollo es la mejor opción para acompañar esta receta.

Tabla nutricional

Porciones: 4

  • Calorías: 385
  • Grasas: 16,3g
  • Carbohidratos: 34,7g
  • Proteína: 23,4g

Consejos

- Para una textura aún más crujiente, puede agregar una cucharada de levadura en polvo a la mezcla de harina antes de agregar el pollo.
- No coloque demasiado pollo en la olla de una sola vez, ya que esto puede reducir la temperatura del aceite y hacer que el pollo se vuelva grasoso.
- Use una olla de hierro fundido si es posible, ya que esto distribuirá el calor uniformemente y ayudará a que el pollo se cocine de manera uniforme.
- Para una versión lowcost de esta receta, puede usar muslos sin piel en lugar de pechugas de pollo, que suelen ser más caras. También se puede utilizar aceite de girasol en lugar de aceite vegetal para freír.
- La receta de pollo frito en olla puede refrigerarse durante un máximo de tres días. Si desea conservarla por más tiempo, puede congelarla por hasta dos meses.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo frito en olla: la receta perfecta para sabores crujientes puedes visitar la categoría Cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir