Pollo guisado con vino blanco: una receta exquisita y fácil de preparar

Historia del plato:

El pollo guisado con vino blanco es un plato típico de la región de Burgundy, Francia, donde los vinos blancos son muy populares. Su origen se remonta al siglo XVIII y se ha mantenido como una receta emblemática de la gastronomía francesa. Su popularidad se ha extendido a lo largo de los años y hoy en día se puede encontrar esta deliciosa preparación en muchos lugares del mundo.

Descripción:

El pollo guisado con vino blanco es un plato que se caracteriza por ser muy suave y sabroso, gracias a la combinación de los ingredientes y la lenta cocción a fuego lento. Esta receta combina la suavidad de la carne de pollo con el sabor característico del vino blanco y las especias de la región. Se le añaden cebollas, zanahorias, champiñones y un poco de caldo para que obtenga todo su sabor.

Ingredientes:

* 1 pollo entero cortado en piezas
* 1 cebolla blanca grande cortada en juliana
* 2 zanahorias grandes peladas y cortadas en cubos pequeños
* 1 taza de champiñones frescos en rebanadas
* 2 tazas de vino blanco
* 1 taza de caldo de pollo
* 3 cucharadas de aceite de oliva
* 2 hojas de laurel
* 1 cucharadita de tomillo fresco picado
* Sal y pimienta al gusto

*Posibles sustitutos: se puede usar cualquier parte del pollo según la preferencia, caldo de vegetales en vez de caldo de pollo, champiñones enlatados en vez de frescos, usar otros vinos blancos según el costo y la disponibilidad.

Preparación:

1. En una sartén grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio alto.
2. Agregar las piezas de pollo y dorarlas por todos lados, retirar y reservar.
3. En la misma sartén, saltear la cebolla y las zanahorias hasta que estén suaves, agregar los champiñones y saltear durante 5 minutos.
4. Agregar el vino y el caldo de pollo, las hojas de laurel y el tomillo.
5. Agregar el pollo reservado a la sartén.
6. Dejar cocinar a fuego lento durante 35-40 minutos hasta que el pollo esté cocido y tierno.
7. Servir el pollo con la salsa por encima y las guarniciones de su elección.

Relacionado:  Pollo asado al horno: la receta definitiva para lograr una piel crujiente y dorada

Bebidas y acompañamientos:

El pollo guisado con vino blanco se puede acompañar de diferentes platos, dependiendo de los gustos del comensal. Es muy común acompañar este plato con arroz blanco, puré de papas, ensaladas verdes con aderezo de mostaza y miel, y pan fresco. En cuanto a bebidas, el vino blanco que se utilizó en la receta es una excelente elección para complementar este plato.

Tabla nutricional:

Porción: 1/4 de la receta.
Valor nutricional por porción:

* Calorías: 341 kcal
* Proteínas: 34 g
* Grasas: 14 g
* Carbohidratos: 11 g
* Fibra: 2 g

Consejos:

Para una versión más saludable de esta receta, se puede usar solo pechugas de pollo sin piel, lo que reducirá significativamente el contenido de grasa. También se puede omitir el uso de sal y en su lugar agregar hierbas frescas para dar sabor. Si se desea una versión aún más económica, se puede utilizar muslos de pollo en vez de un pollo entero y vino blanco de menor costo sin sacrificar demasiado el sabor.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo guisado con vino blanco: una receta exquisita y fácil de preparar puedes visitar la categoría Gastronomía.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir