Pollo jugoso con un toque de sal: la receta infalible para deleitar a tu paladar

Historia del plato

El pollo a la sal es una receta tradicional que se remonta a la época romana. La técnica se utilizaba para cocinar otros tipos de carne, pero el pollo se convirtió en uno de los principales protagonistas del plato. La técnica consiste en cocinar el pollo con sal marina gruesa, que ayuda a que el pollo mantenga su jugosidad y sabor.

Descripción

El pollo a la sal es un plato sencillo pero delicioso. La carne de pollo queda jugosa y con un sabor intenso gracias a la técnica de cocción con sal marina. Es una receta perfecta para preparar para una cena especial o para una comida casera en familia.

Ingredientes

  • 1 pollo entero (de aproximadamente 1,5 kg)
  • 1,5 - 2 kg de sal marina gruesa
  • 2 ramas de romero fresco
  • 1 cabeza de ajos
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 limón

Nota: Si quisieras hacer una versión lowcost, podrías utilizar las pechugas de pollo en vez del pollo entero y sal de mesa en vez de sal marina gruesa. El resultado será menos jugoso pero igual de sabroso.

Preparación del pollo a la sal

  1. Preparar el pollo:
    • Retirar el cuello y las menudencias internas del pollo si las hay.
    • Aclarar el pollo con agua fría y secarlo con papel de cocina.
    • Cortar la cabeza de ajos por la mitad y ponerla en la cavidad del pollo junto con el romero fresco.
    • Trocear el limón y añadirlo también a la cavidad del pollo.
  2. Preparar la sal:
    • En una fuente grande, verter una capa de sal gruesa. Añadir agua y mezclar hasta que la sal tenga la textura de la arena mojada.
  3. Cubrir el pollo:
    • Extender otra capa de sal mojada encima de la fuente para cubrir todo el fondo.
    • Colocar el pollo en la fuente, sobre la capa de sal.
    • Cubrir el pollo con más sal mojada hasta que quede completamente cubierto.
  4. Cocinar en el horno:
    • Pre-calentar el horno a 200°C.
    • Colocar la fuente con el pollo en el horno y cocinar durante aproximadamente una hora, dependiendo del tamaño de tu pollo.
    • Cuando el pollo esté bien cocido, retirar la fuente del horno y dejar reposar durante 10 minutos.
  5. Servir el pollo:
    • Con mucho cuidado, retirar la capa superior de sal.
    • Con unas tijeras, cortar la piel del pollo y retirar con cuidado la carne de la sal. Ten cuidado de no quemarte.
    • Servir el pollo sobre una tabla de cortar y cortar en porciones.
Relacionado:  Delicioso arroz con pollo preparado fácilmente en Monsieur Cuisine

Bebidas y acompañamientos

Este plato es tan sabroso que es mejor mantener los acompañamientos simples. Unas buenas patatas asadas, ensalada fresca o guarniciones de verduras son suficientes para resaltar las texturas y sabores del plato principal.

Para las bebidas, puedes elegir un buen vino tinto pero impecable con este plato.

Tabla nutricional

A continuación, te presentamos la información nutricional de la receta, de acuerdo al pollo entero y la sal marina gruesa:

CaloríasCarbohidratosProteínasGrasas
1451 kcal4 g197 g63 g

Consejos

  • Asegúrate de cubrir completamente el pollo con la capa de sal para evitar que se seque mientras se cocina.
  • Asegúrate de que el pollo está bien limpio antes de empezar a cocinar.
  • Déjalo reposar durante 10 minutos después de sacarlo del horno para que los jugos se distribuyan bien.
  • Este plato también es una buena opción si necesitas una receta sin gluten ya que la sal no contiene gluten.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo jugoso con un toque de sal: la receta infalible para deleitar a tu paladar puedes visitar la categoría Recetas.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir