Pollo tierno y crujiente: la mejor combinación de hervido y frito

Historia del plato

El pollo es una de las carnes más populares en todo el mundo, y existen multitud de formas de cocinarlo. En esta ocasión, presentamos una receta en la que combinamos dos técnicas de cocción: el hervido y el frito. Este método de preparación no es nuevo, y se ha utilizado en diversas recetas de la gastronomía asiática durante siglos.

Se cree que el origen de esta técnica se remonta a la dinastía Tang en China, y desde entonces ha sido adoptada en otras partes del mundo. La combinación de la cocción en agua y posteriormente en aceite, hace que el pollo quede tierno por dentro y crujiente por fuera, proporcionando una experiencia única al paladar.

Descripción

Esta receta de pollo hervido y después frito es una alternativa emocionante a las tradicionales formas de cocinar el pollo. La combinación de técnicas garantiza que el pollo quede perfectamente cocido y lleno de sabor. Además, la piel crujiente del pollo frito hace que esta receta sea especialmente deliciosa.

La versatilidad de esta receta la hace perfecta para cualquier ocasión, desde una cena familiar hasta una reunión de amigos.

Ingredientes

- 4 muslos de pollo
- 1 cebolla
- 3 dientes de ajo
- 1 trozo de jengibre fresco
- 1 cucharada de salsa de soja
- 1 cucharada de vino de arroz
- 1 cucharada de aceite vegetal
- Sal y pimienta al gusto
- Aceite para freír

Posibles sustitutos de ingredientes:

- Los muslos de pollo se pueden sustituir por pechugas de pollo.
- La salsa de soja se puede sustituir por salsa de ostras o salsa de teriyaki.

Relacionado:  Pollo asado al estilo Sinaloa: una deliciosa receta para sorprender a tu familia

Preparación

1. Cortar la cebolla y el jengibre en rodajas finas. Picar los ajos en trozos pequeños.
2. Añadir la cebolla, el jengibre y el ajo en una olla grande.
3. Añadir agua suficiente para cubrir los muslos de pollo.
4. Agregar la salsa de soja, el vino de arroz, la sal y la pimienta.
5. Cocer el pollo y los ingredientes en la olla a fuego medio durante unos 20 minutos o hasta que los muslos estén completamente cocidos.
6. Retirar los muslos de pollo de la olla y dejar enfriar.
7. Calentar el aceite de freír en una sartén grande.
8. Añadir los muslos de pollo en la sartén y freír cada lado a fuego medio-alto durante 2-3 minutos o hasta que la piel esté crujiente y dorada.
9. Retirar los muslos de pollo de la sartén y colocarlos en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Bebidas y acompañamientos

Esta receta de pollo es bastante versátil y por lo tanto, se puede servir con diferentes acompañamientos. Algunas sugerencias incluyen:

- Ensalada de patatas
- Papas fritas
- Arroz blanco
- Salsa barbecue
- Salsa de soja

Para las bebidas, esta receta de pollo hervido y frito es perfectamente acompañada por una cerveza fría, una copa de vino tinto o un refresco.

Tabla nutricional

Esta tabla nutricional está basada en la preparación de cuatro porciones.

- Calorías: 560 kcal
- Grasas: 38 g
- Sodio: 600 mg
- Carbohidratos: 11 g
- Proteínas: 39 g

Consejos

- Es importante cocinar los muslos de pollo lentamente en la olla para garantizar que el pollo esté tierno y jugoso.
- Después de hervir, asegúrese de secar los muslos de pollo antes de freír para evitar el exceso de aceite en la sartén.
- La receta lowcost tendría la misma preparación, pero se utilizarían muslos de pollo de menor calidad o menos cantidad de ingredientes. No obstante, se puede mantener el sabor y la textura de la preparación original ajustando adecuadamente los ingredientes y su cantidad.

Relacionado:  Chicharrón de pollo dominicano: una receta crujiente y deliciosa

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pollo tierno y crujiente: la mejor combinación de hervido y frito puedes visitar la categoría Gastronomía.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir