Prepara en casa delicioso pollo mongoliano con esta sencilla receta

Historia del plato

El pollo mongoliano es una receta muy popular de la gastronomía asiática, especialmente en China y Mongolia. Se dice que esta receta es una adaptación del estilo de cocción mongol llamado "barbacoa mongol". El plato original consiste en cortes de carne cocidos en un recipiente caliente y condimentados con especias tradicionales, que luego se sirven con arroz.

Con el tiempo, el plato se ha adaptado a los gustos occidentales, y se han incorporado más ingredientes y especias. Ahora es bastante común encontrar esta receta en los menús de restaurantes de comida asiática en todo el mundo.

Desarrollo de la receta

Para hacer una receta de pollo mongoliano casero, necesitarás los siguientes ingredientes:

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, cortadas en cubos de un centímetro
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cebolla grande, cortada en trozos pequeños
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 pimiento rojo, cortado en trozos pequeños
  • 1 pimiento verde, cortado en trozos pequeños
  • 1/2 taza de salsa de soja
  • 1/2 taza de agua
  • 3 cucharadas de azúcar morena
  • 1 cucharadita de jengibre fresco, rallado
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 cucharadas de agua
  • Aceite de sésamo (opcional)
  • Cebolla de verdeo, picada para decorar

Opcionalmente, también puedes agregar otros ingredientes como champiñones, zanahorias, brotes de soja o castañas de agua, según tu preferencia.

Preparación

  1. En un tazón, mezcla la salsa de soja, 1/2 taza de agua, el azúcar morena, el jengibre rallado y la pimienta negra. Revuelve bien para que se integren todos los ingredientes.
  2. En una sartén grande o un wok, calienta 2 cucharadas de aceite vegetal a fuego alto. Añade los cubos de pollo y cocina durante 5-7 minutos, hasta que estén dorados y cocidos por completo.
  3. Retira el pollo de la sartén y reserva en un tazón aparte.
  4. En la misma sartén, agrega la cebolla, el ajo, y los pimientos. Cocina durante 3-4 minutos, o hasta que las verduras estén tiernas.
  5. Agrega la mezcla de salsa de soja y revuelve hasta que las verduras estén cubiertas por completo.
  6. Cocina a fuego medio durante 2-3 minutos, hasta que la salsa espese ligeramente.
  7. En otro tazón, mezcla la maicena con 2 cucharadas de agua. Revuelve bien para que no queden grumos.
  8. Agrega la mezcla de maicena a la sartén y revuelve bien. Este paso ayudará a que la salsa final tenga una textura espesa y pegajosa.
  9. Retira la sartén del fuego y agrega unas gotas de aceite de sésamo (opcional) y la cebolla de verdeo picada.
  10. Sirve el pollo mongoliano caliente, acompañado de arroz blanco o fideos de huevo.
Relacionado:  Hamburguesa de pollo crujiente: la receta para una explosión de sabor

Bebidas y acompañamientos

Para acompañar este delicioso plato, puedes preparar una ensalada de pepino con vinagre de arroz, brócoli al vapor, y un cuenco de arroz blanco o fideos de huevo.

Como bebida, una cerveza fría o un vino blanco seco son una buena opción para equilibrar los sabores fuertes de la salsa.

Tabla nutricional (según cuatro porciones)

CaloríasProteínasGrasasCarbohidratosFibra
40030 gramos15 gramos35 gramos3 gramos

Consejos de preparación

- Puedes marinar el pollo durante unos 20-30 minutos antes de cocinarlo para darle un sabor extra.
- Si quieres reducir el contenido de sodio de la salsa de soja, puedes utilizar una versión baja en sodio o mezclarla con un poco de agua.
- Si la salsa queda demasiado espesa una vez que hayas agregado la maicena, agrega un poco más de agua para lograr la consistencia deseada.

Receta lowcost de pollo mongoliano casero

Si deseas preparar una versión más económica de esta receta, aquí te presentamos algunas sugerencias para sustituir algunos de los ingredientes.

- En lugar de pechugas de pollo, utiliza muslos de pollo deshuesados y sin piel. Esta opción es un poco menos costosa y puede ser igual de deliciosa.
- En lugar de utilizar pimientos, puedes utilizar otras verduras como zanahorias, guisantes o judías verdes. Esto puede ayudar a reducir el costo total de la receta.
- En lugar de utilizar aceite de sésamo, simplemente omite este ingrediente. Esto no afectará significativamente el sabor del plato.
- En lugar de utilizar azúcar morena, utiliza azúcar blanca común. La diferencia de sabor es mínima y el costo se reduce.

Relacionado:  Deliciosa pechuga de pollo con patatas fácil y rápida en Thermomix

Siguiendo estas sugerencias, puedes lograr una receta de pollo mongoliano casera igual de deliciosa pero con un costo menor.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Prepara en casa delicioso pollo mongoliano con esta sencilla receta puedes visitar la categoría Recetas de cocina.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir