Prepara un delicioso pollo rostizado casero con estas sencillas instrucciones

Historia del plato

El pollo rostizado es una preparación culinaria muy antigua que tiene su origen en la cocina europea. Según varios historiadores, los romanos ya asaban aves enteras en el siglo III a.C. Sin embargo, no fue sino hasta el siglo XV que los habitantes del territorio que ahora es Belgica comenzaron a usar una especie de jaula para asar el pollo de manera uniforme y evitar que la piel se quemara.

A finales del siglo XVIII, en la región suiza de Vaud se comenzó a utilizar un trompo giratorio para cocinar el pollo de manera uniforme y lograr que su carne quedara jugosa. Con el tiempo, esta técnica de asado se popularizó en Francia y de ahí se extendió al resto del mundo.

La preparación del pollo rostizado casero es muy sencilla y permite que el ave quede dorada por fuera y suave y jugosa por dentro.

Descripción

El pollo rostizado casero es una de las recetas más buscadas y populares. Es un plato que se puede disfrutar en cualquier época del año y es una opción muy versátil, ya que se puede acompañar con una gran variedad de ingredientes.

El pollo rostizado casero es ideal para una comida de domingo en familia o para una cena especial. Además, su preparación es fácil y no requiere de mucho tiempo ni de habilidades culinarias avanzadas.

Ingredientes

Para preparar un delicioso pollo rostizado casero necesitarás los siguientes ingredientes:

- 1 pollo entero de aproximadamente 2 kilos.
- 4 dientes de ajo.
- 1/4 taza de aceite de oliva.
- 1 cucharada de sal.
- Pimienta negra al gusto.

Relacionado:  Pollo al vino tinto: una receta deliciosa y fácil de preparar en casa

Posibles ingredientes sustitutos:
- Pollo en trozos.
- Aceite vegetal.
- Ajo en polvo.
- Sal de ajo.

Preparación

Sigue estos sencillos pasos para preparar un delicioso pollo rostizado casero:

1. Precalienta el horno a 180°C.
2. Lava el pollo con agua fría y sécalo con papel absorbente.
3. Pela y tritura los dientes de ajo.
4. En un bol, mezcla el aceite de oliva, la sal, la pimienta negra y los ajos triturados.
5. Con tus manos, embadurna el pollo con la mezcla de aceite y ajo de manera uniforme, tanto en la piel como en el interior de la cavidad.
6. Coloca el pollo en una bandeja para hornear y mételo al horno precalentado.
7. Hornea el pollo durante aproximadamente una hora y media, o hasta que la piel esté dorada y crujiente y los jugos de la carne salgan claros al insertar un termómetro en la parte más gruesa de la pierna del pollo.
8. Deja el pollo reposar durante 10 minutos antes de cortarlo y servirlo.

Bebidas y acompañamientos

El pollo rostizado casero es un plato muy versátil que puedes acompañar con una gran variedad de ingredientes. Aquí te presentamos algunas opciones:

- Papas o patatas asadas.
- Ensalada fresca de lechuga y tomate.
- Puré de patatas o de camote.
- Arroz blanco o arroz amarillo.
- Vino blanco o tinto.

No olvides que una buena opción de bebida para acompañar el pollo rostizado es el vino blanco, ya que su acidez ayuda a limpiar el paladar y a resaltar los sabores del plato. Si prefieres el vino tinto, te recomendamos uno ligero, fresco y joven.

Tabla nutricional

Aquí te presentamos la información nutricional por porción:

Relacionado:  Delicioso Guiso de Jamoncitos de Pollo, la Receta Perfecta para el Invierno

- Calorías: 250 kcal
- Proteínas: 30 g
- Grasas: 13 g
- Hidratos de carbono: 2 g
- Fibra: 0 g

El pollo rostizado casero es una opción saludable, ya que contiene una gran cantidad de proteínas y pocas grasas. Sin embargo, es importante no excederse en las porciones para no sobrepasar la cantidad de calorías recomendadas para una dieta equilibrada.

Consejos

- Es importante que el pollo esté a temperatura ambiente antes de meterlo al horno para que se cocine de manera uniforme.
- Utiliza un termómetro de cocina para verificar que el pollo esté completamente cocido antes de servirlo.
- Si quieres que la piel quede aún más crujiente, puedes subir la temperatura del horno a 200°C durante los últimos 10-15 minutos de la cocción.
- No hace falta girar o voltear el pollo durante la cocción, ya que esto puede hacer que la carne se desgarre y que el jugo se escape.
- Si prefieres una receta lowcost, puedes usar pollo en trozos en lugar de pollo entero. Esta opción es más barata y se cocina en menos tiempo, pero ten en cuenta que los trozos de pollo son más propensos a secarse durante la cocción. Además, en lugar de aceite de oliva, puedes utilizar aceite vegetal para la mezcla de condimentos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Prepara un delicioso pollo rostizado casero con estas sencillas instrucciones puedes visitar la categoría Gastronomía.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir