Salsa blanca con pollo para pastas: una receta deliciosa y fácil de preparar

Historia del plato

La salsa blanca es un clásico de la cocina europea, originaria de Francia en el siglo XVII. En sus inicios, se preparaba con mantequilla, harina y leche, y se conocía como "salsa bechamel". Con el tiempo, se fueron incorporando otros ingredientes, como queso rallado, ajo, cebolla y hierbas, para darle más sabor y variedad.
La salsa blanca con pollo para pastas es una variante de la clásica salsa blanca que se utiliza para acompañar pastas y que se ha enriquecido con la proteína de la carne de pollo, aportando más sabor y nutrición al plato.

Descripción

La salsa blanca con pollo para pastas es una preparación cremosa y suave, ideal para combinar con pastas cortas como penne, rigatoni o fusilli. El pollo le da un toque de sabor y textura más interesante a la salsa. Es una receta fácil de preparar, perfecta para una cena elegante o para un almuerzo en familia.

Ingredientes

Para la preparación de la salsa blanca con pollo para pastas necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de pechuga de pollo cortada en cubos pequeños
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de harina
  • 500 ml de leche (puede ser entera o semi desnatada)
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla mediana picada en cubos pequeños
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 pizca de nuez moscada rallada
  • Pasta corta (penne, rigatoni, fusilli) para acompañar

Posibles ingredientes sustitutos:

  • Puedes sustituir la pechuga de pollo por muslos o muslitos de pollo.
  • Si no tienes queso parmesano puedes utilizar cualquier otro queso duro rallado como el pecorino romano, el grana padano o el queso manchego.
  • En lugar de mantequilla puedes utilizar margarina o aceite vegetal.
  • Si deseas una versión más ligera, puedes utilizar leche desnatada o leche vegetal sin lactosa como la leche de avena o almendras.
Relacionado:  Muslos de pollo en crema: 5 deliciosas recetas para saborear en casa

Preparación

1. Cocina la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante en agua con sal. Reserva.

2. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio y agrega el pollo. Sazona con sal y pimienta al gusto y cocina hasta que esté dorado por todos los lados. Retira el pollo de la sartén y reserva.

3. En la misma sartén, agrega la mantequilla y deja que se derrita. Incorpora la cebolla y el ajo picado y cocina hasta que la cebolla esté transparente.

4. Agrega la harina y mezcla bien con la mezcla de mantequilla y cebolla. Deja cocinar por un par de minutos para que se cocine la harina.

5. Agrega la leche poco a poco y mezcla bien hasta que se incorpore la leche. Añade la nuez moscada y mezcla. Deja cocinar por unos 5 minutos hasta que la salsa haya espesado.

6. Agrega el queso parmesano rallado y mezcla bien hasta que el queso se haya derretido.

7. Regresa el pollo a la sartén y mezcla bien con la salsa.

8. Sirve la pasta en platos individuales y agrega la salsa encima.

9. Sirve caliente y disfruta.

Bebidas y acompañamientos

La salsa blanca con pollo para pastas es una combinación espectacular que no necesita de muchas guarniciones para degustar todo su sabor y aroma. Sin embargo, a continuación te presentamos algunas opciones de guarniciones y bebidas para acompañar tu pasta con salsa blanca con pollo:

  • Puedes servir la pasta con una ensalada de lechuga acompañado de un vino blanco seco como el Chardonnay, Sauvignon Blanc o Verdejo.
  • Un acompañamiento muy aromático y sabroso es la mazorca de maíz cocida en agua con sal y una pizca de mantequilla, a la que también puedes añadir algo de cebolla picada. Si deseas, puedes acompañarlo con una cerveza tipo lager.
  • Sirve la pasta acompañada de vegetales asados como zanahorias, calabacines o berenjenas, que combinan de forma increíble con el sabor de la salsa. Si optas por esta opción, puedes disfrutar de un buen Malbec o Cabernet Sauvignon.
Relacionado:  Pasta con vegetales y pollo salteados: Una suculenta combinación para satisfacer tu paladar

Tabla nutricional

A continuación, te mostramos la tabla nutricional aproximada de la receta de salsa blanca con pollo para pastas por porción (250 gramos):

IngredienteCantidadCaloríasProteínaGrasaCarbohidratos
Pechuga de pollo500 g583121g5g0g
Mantequilla50 g3700g42g0g
Harina50 g1805g1g35g
Leche500 ml23912g9g22g
Queso parmesano rallado50 g24919g16g2g
Ajo2 dientes80g0g2g
Cebolla1 mediana441g0g10g
Aceite de oliva2 cucharadas2390g27g0g
Pasta corta250 g31610g2g63g
Total-2438168g102g134g

Consejos

  • No dejes cocinar la salsa por demasiado tiempo, ya que puede espesarse demasiado y perder su cremosidad.
  • Si te gusta el sabor de las hierbas, puedes agregar un poco de tomillo o romero fresco a la preparación.
  • Una vez que hayas mezclado la salsa con el pollo, puedes llevarlo al horno precalentado a 180 grados durante unos minutos para gratinar el queso y darle un toque extra de sabor.
  • Si no tienes tiempo de preparar la salsa blanca con pollo para pastas y quieres una versión más rápida y económica, puedes optar por la salsa de queso crema Philadelphia, que puedes mezclar con pollo deshilachado y leche para darle más consistencia.

Rec

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Salsa blanca con pollo para pastas: una receta deliciosa y fácil de preparar puedes visitar la categoría Recetas.

Articulos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir